Si los robots llegan a formar una sociedad en el futuro lejano, la tarea de los robots historiadores será estudiar los linajes que dieron origen a su especie. Desde esta perspectiva propuesta por el filósofo Manuel de Landa, las máquinas inteligentes analizarán con particular atención el desarrollo de su variante guerrera

razon.com.mx/el-cultural/croni

La profusa obra fotográfica del mexicano Daniel Weinstock (Ciudad de México, 1957), nos estremece como un electroshock para mirar a la marginalidad como condena bíblica, que se expresa en los rincones más retorcidos de la vida cotidiana. Las personas y escenarios que son atrapados por la lente de Weinstock, se aferran a un presente continuo fragmentado y discontinuo marcado por la sordidez.

revistacontagio.com/daniel-wei

Frank Sinatra, con un vaso de bourbon en una mano y un pitillo en la otra, estaba de pie, en un ángulo oscuro del bar, entre dos rubias atractivas aunque algo pasaditas, sentadas y esperando a que dijera algo. Pero Frank no decía nada.

clasesdeperiodismo.com/2017/02

En una ocasión, le preguntaron a Roberto Fontanarrosa qué era lo más difícil de ser caricaturista. “Convencer a los invitados de que una fiesta no se anima cuando llega uno”, respondió el rosarino. Se equivoca el que crea que cuando Quino arriba a algún sitio el ambiente se torna chistoso.

circulodelectores.pe/quino-ent

Tendrían que ser ciclistas, porque solamente un ciclista sabe de lo que estoy hablando. Es como un instinto. Algo indefinible. Uno sabe cuando otro ciclista viene atrás con ganas de rebasarte. Se siente cómo se aproxima. Qué tan rápido viene. Hasta de qué lado. Y digo que es como un instinto porque las bicicletas carecen de espejos retrovisores. Entonces es mejor dejarse rebasar.

eusebioruvalcaba.wordpress.com

Guillermo Velásquez, más conocido como ‘El Chato’, debe de ser el único árbitro de fútbol del mundo que registra en su hoja de vida por lo menos cinco jugadores noqueados.
Ni Alberto Castronovo, ni Eduardo Luján Manera, ni los otros futbolistas aporreados por él, se enteraron de que su verdugo, antes de ser árbitro profesional, había sido boxeador.

soho.co/historias/articulo/el-

¿Es la marginalidad una sentencia ineludible? ¿Puede pensarse como una condena hereditaria? El cronista argentino Leonardo Tarifeño muestra, mediante un suceso lamentable ocurrido en la provincia argentina de La Pampa, posibles respuestas a éstas y otras preguntas vitales sobre el perdón y la sensibilidad humana.

tierraadentro.cultura.gob.mx/p

Alma Guillermoprieto... La mexicana cree que el periodismo «ha sido y sigue siendo la manera más emocionante de vivir el mundo”. Nosotras estamos de acuerdo y creemos, además, que el periodismo es de todes y debe contruirse entre todes. A manera de animarte, a continuación compartimos la crónica de una visita de Guillermoprieto a nuestro país en 2009.

muywaso.com/las-cholitas-se-de

Esta historia debe ser sobre ella, nunca sobre él, no te olvides, Olivia.

Han pasado algunos años, yo he recuperado la sonrisa y algunos kilos, bajo por Trocadero en un bicitaxi. Escucho mi nombre, volteo, no entiendo quién me ha llamado, pero una muchacha se acerca con la alegría del mundo, detiene el bicitaxi y me habla y me besa.

revistaelestornudo.com/olivia-

Soy de los que vio campeón al Cruz Azul en el Torneo Invierno de 1997. Tenía 10 años cuando ocurrió aquella mítica jugada en la que David Ángel Comizzo, el portero del León, se volvió loco y tumbó en el área al delantero Carlos Hermosillo con un patadón en el rostro que lo hizo sangrar.

revistacontagio.com/cruz-azul-

Crónicas on. retooteado

Algunos periodistas nunca se manchan; otros van todo el día hechos un asquito. Cómo decirlo: yo preferiría que me devorara la cara una jauría de dingos que inmiscuirme —grabadora en ristre— en una refriega entre narcos hondureños. Manuel Jabois, en su prólogo para Novato en nota roja, de Alberto Arce, le suelta al autor: “En las universidades y congresos me llaman a mí, que escribo en pijama, Alberto. A ver si es que te manchas demasiado”

elpais.com/cultura/2015/07/30/

Voy al Target de la 36 a comprar aceitunas. Abstinencia, corriente en el cuerpo. La realidad me llega de segunda mano. Alguien la estrenó, luego me la presta. Tiene olor de uso. Igual me la pongo. Los pelos se me salen por fuera de la gorra. Camino despacio a través de la luz de la tarde. Hay grafitis en las paredes de los edificios, grafitis deformes.

revistaelestornudo.com/miami-p

Su motivación fue “entender qué es lo que motiva a la gente común para ir a la guerra, para tomar la decisión consciente de matar y morir por un ideal que existe, al menos al comienzo, tan solo en sus cabezas”.

gatopardo.com/arte-y-cultura/g

La crónica es un género que nos enseña mucho, es la mejor manera de vincular la información con la emoción porque la crónica toma una noticia que puede ser muy importante pero lo encarna en un destino individual irrepetible con el que te puedes identificar.

Juan Villoro

Esto le ocurrió a una loca patinadora, incansable en su búsqueda de cumbia cachera, a quien no le importaba el terrorífico toque de queda en algún septiembre de la patria ochentera. Esos septiembres de dictadura con tantas fechas y conmemoraciones y barricadas y el resplandor de la protesta en el cielo tenso de la represión. Pero a la loca nunca la intimidaron estas turbulencias políticas.

theclinic.cl/2014/11/05/noche-

La revista Contagio, publica crónicas nacionales entre otras cosas muy interesantes. Salió un texto que escribí. Agradezco la gentileza del maestro J.M Servín .

revistacontagio.com/hospitales

Muhammad Ali vino a plantear un dilema acerca de la soberbia. ¿De verdad es tan aberrante como nos han hecho creer? Muhammad Ali era encantador. Y puede que parte de ese encanto estuviera sostenido por la altivez, por la seguridad con la que se proclamaba superior a todos sus rivales.

El encanto de la soberbia. Muhammad Ali tenía ganas de agradar a los demás, de ser, por encima de cualquier boxeador, el preferido de todos.

yaconic.com/muhammad-ali/

Tengo dos bicicletas, a diferencia de la mayoría de personas que viven en San Andrés o San Pedro Cholula a mí no me han robado ninguna. La de montaña es excesivamente lenta, aunque la transmisión de velocidades es amigable con las rodillas, se pedalea demasiado para avanzar poco. Me la compré con mis primeros salarios como redactor en un horrible periódico.

ladobe.com.mx/2021/03/propulsi

Mayo de 2012, medianoche, más de cuarenta horas de viaje desde Buenos Aires pasando por Rio de Janeiro y Dubai, y esto no parece un lugar al otro lado del mundo. O mejor: esto no parece un lugar al otro lado del mundo del mismo modo en que Tailandia o Indonesia o Malasya parecen lugares al otro lado del mundo.

revistaanfibia.com/cronica/fil

Mostrar más antiguos
MaSToDoN.MX

La red social del futuro: ¡Sin anuncios, sin vigilancia corporativa, diseño ético, y descentralización! ¡Sé dueño de tu información con Mastodon!